Cocedura tradicional de Buño

Cartel Mostra


  La tradicional Mostra da olería de Buño tendrá lugar del 31 de Julio al 9 de Agosto de 2015 llegando este año a su edición número XXXII. Este año estará situada en un nuevo emplazamiento en el centro de Buño, el parque Luciano García Alén, al lado de la iglesia. Durante estos días además de la exposición de los productos de las tiendas y obradoiros colaboradores se podrá participar en diversas actividades que enseñan algunos de los trabajos de la tradición del barro.

 Especial mención requiere la Cocedura Tradicional que tendrá lugar el día 1 de Agosto de 2015 y de la cual inluimos más información a continuación.

Cacharros de Barro


  Buño es un pueblo con tradición alfarera debido a la existencia de un gran yacimiento de arcilla en sus proximidades que ha suministrado durante siglos la materia prima con la que los oleiros realizan sus obras. La llegada de los romanos corresponde con la introducción del torno que conlleva un cambio en la forma y calidad de las piezas. A lo largo de la edad media se produjo la especialización de las formas y la decoración.
Tras el auge del siglo XVIII en que los artesanos producían y enviaban piezas para toda la Galicia Occidental, durante el siglo XX esta tradición casi llegó a desaparecer. Este momento supuso un punto de inicio para la mejora en la producción de las piezas, aplicando nuevas técnicas y atreviéndose con diseños más actuales que suponen un esperanzado resurgimiento de la alfarería de Buño.

Salón


  Un pequeño homenaje a la forma tradicional de hacer las piezas se realiza cada año en el mes de Agosto con la Cocedura tradicional de Buño, día en que se rememora el trabajo de nuestros antepasados cuando las piezas se cocían en un gran horno comunitario.

Salón



  Como entonces, se llevan las piezas hasta O Forno do Forte y se colocan cuidadosamente durante la mañana, poniendo debajo las más grandes y apilando el resto encima con la ayuda de una estructura de ladrillos. En los huecos de la capa exterior de ladrillos se añade un poco de barro para aprovechar el calor al máximo.

Salón



  Al terminar, en la parte de abajo se enciende una hoguera, que arderá durante horas haciendo que el horno alcance temperaturas cercanas a los 1000 grados centígrados para que se cuezan las piezas. Al final del día se realiza la conocida como carroa, una cena en la que los trabajadores comen juntos invitados por el jefe. Esta cena será de mejor calidad cuanto mejor haya sido el trabajo realizado. Actualmente se realiza una cena popular.
  Al día siguiente las piezas están listas para ser retiradas y poder contemplar si el esfuerzo ha valido la pena.

Galería de fotos

foto1
foto2
foto4
foto3
foto4
foto6
foto7
foto8
foto9